Consejos útiles

Como hacer café helado

Pin
Send
Share
Send
Send


Nuestro experimentado equipo de editores e investigadores contribuyó a este artículo y lo probó para su precisión e integridad.

La cantidad de fuentes utilizadas en este artículo es 10. Encontrará una lista de ellas en la parte inferior de la página.

El equipo de administración de contenido de wikiHow monitorea cuidadosamente el trabajo de los editores para garantizar que cada artículo cumpla con nuestros altos estándares de calidad.

Si necesita una recarga, pero hace demasiado calor para el café, ¡bébalo con hielo! Para hacer un delicioso café helado, primero remoje los granos de café en agua fría. Colar este café concentrado y verterlo en hielo. Agregue agua fría o leche y disfrute el sabor del café. Experimente con diferentes sabores y texturas de café. Por ejemplo, intente preparar café helado de vainilla o café frappe.

Los ingredientes

  • 1/3 taza (30 g) de café grueso
  • Una taza y media (360 ml) de agua fría, preferiblemente filtrada
  • Leche o una mezcla de leche y crema.
  • Hielo

Si no tienes una prensa francesa, mezclar café con agua en un frasco, otro recipiente o en una cafetera.

Consejo: Si desea preparar mucho café con hielo, duplique la cantidad de café molido y agua. Luego llénelo todo en una gran prensa francesa.

Paso 1: elija frijoles de alta calidad

Para preparar café helado rico, cremoso y saturado, lo primero que debe hacer es elegir granos de café de calidad. Puedes distinguir la calidad de su color y tamaño. En términos generales, los fritos pequeños, débiles o ligeros son de menor calidad. La mayoría de las personas está de acuerdo en que los alimentos grandes y fritos generalmente son mejores.

Paso 2: muele tus granos de café

Tome una taza de granos de café enteros y comience a moler. La cantidad de granos de café que necesita depende de su gusto y de la receta que use. El aroma del café se puede maximizar mediante la molienda adecuada. Por lo general, cuanto más fino, más rápido se puede preparar el café. Para hacer café helado frío, necesitará café medio molido. Para ahorrar tiempo, puede moler granos de café en una cafetería. Por lo general, prefiero moler frijoles en casa para obtener un sabor fresco.

Paso 3: agregue agua y mezcle

Coloque el café molido en un frasco de 200 ml, agregue agua y luego mezcle. Mezcle bien las bases y el agua. Durante la mezcla, ocurre la magia. El olor mágico creado por miles de millones de moléculas de café y moléculas de agua que chocan entre sí da un olor agradable y emocionante.

Paso 5: filtrado

Hay cientos de formas de enderezar el café. Usa tu imaginación y encuentra material y objetos que creas que podrían funcionar:

  1. Use una prensa francesa para filtrar el concentrado de café.
  2. Use un filtro de café y un embudo. Coloque el filtro en el embudo y luego vierta el concentrado de café en el filtro.
  3. Una toalla de papel puede ser la más barata y más común que puedes encontrar en casa. También puede usarlos para deformar el café con un tazón y un colador. Sin embargo, las toallas de papel a menudo dejan pequeñas partículas de papel blanco en una infusión, y no se recomiendan las toallas de papel a menos que este sea el último recurso.
  4. Use una bolsa: esta es una bolsa de gasa o nylon diseñada para café molido. Puedes comprar uno en línea o en una tienda cercana. Es la mejor opción para filtrar el concentrado de café.

Paso 6: disfruta del café con hielo

¡Aquí está tu momento! Coloque cubitos de hielo en un vaso alto. Vierta ½ taza de agua fría filtrada y la misma cantidad de café concentrado en un vaso. Si lo desea, también puede agregar edulcorante o crema. Ahora puede comenzar a disfrutar del intenso aroma de este café recién preparado. Algunas personas prefieren consumir con una pajita, pero depende de usted. Tendrás el placer de tomar café todo el día.

Si encuentra un error, seleccione un texto y presione Ctrl + Enter.

Pin
Send
Share
Send
Send